jueves, 28 de julio de 2016

Te narro

Cosas que pasan en la Gira Invernal por los Museos Nacionales:

"Pequecuentos" es un espectáculo de narración oral pensado para peques de 3 a 7 u 8 años. Los/as bebés de 1 y 2 años también disfrutan pero su tiempo de atención es menor a 40 minutos (30 minutos es el tope máximo), así que a la media hora de comenzada la sesión de cuentos ellos/as ya están cansados/as y sienten ganas de caminar, correr, explorar. A veces existen peques de 1 y 2 años que me sorprenden porque muestran una escucha inusual. Por ejemplo:
Hoy miércoles 27 de julio en el Museo de Arte Decorativo una pequeñita de 1 año sentada sobre la falda de su mamá estuvo atenta los 40 minutos: sus ojos abiertos me siguieron de principio a fin. Lo juro.
También una niña de 2 años que vino al Museo con su papá y su mamá, se acercó al final de la sesión. Me quería decir su nombre y me lo dijo señalándose: "Pipi".
Una niña de 3 años con su gorro de invierno puesto toda la contada comentó a su mamá que se llevaría mi sombrero a su casa. Jijijijij (ver foto).
El domingo pasado, 24 de julio, en el Museo Histórico Nacional una peque de 2 años mantuvo el interés en primera fila durante todo el rato de "Pequecuentos". Incluso cuando durante la narración de uno de los cuentos llamé a una abuela… la peque se puso de pie y fue en busca de su propia abuela, sentada unas filas más atrás que ella, y me la señaló como diciendo "Aquí está la abuela" o "¿Llamás a una abuela? Acá hay una, la mía." Jijijijiji. Luego volvió ella solita a su sitio entre nuestras risas de complicidad y ternura. Un placer.
Angelina, una niña de 5 años vino a "Pequecuentos" los dos días, sábado y domingo. Su mamá trabaja en el Museo y ella está acostumbrada a estar entre adultos que guían grupos. Su madre me comentó que insistió en volver al Museo para volver a escuchar los cuentos. ¡Los mismos cuentos los dos días! ¡Un abrazo inmenso a Angelina!

Algo valioso encuentran en los cuentos: los dibujos, las aventuras, los gestos, etc...,  y también alguna otra cosa. ¿Qué será? ¿Humanidad compartida?

Los cuentos nos hablan a grandes y a chicos/as de nuestros sentimientos, de nuestros deseos, de nuestras necesidades y de nuestra creatividad.
O como dijo un taxista: "En esta época de no mirarnos a la cara porque nos relacionamos vía celulares… estamos metidos dentro de los celulares… el teatro invita al encuentro, a mirarse a los ojos, a escucharse en persona." (dijo algo así). Agregó: "Tu trabajo es algo bueno porque tiene que ver con la imaginación."

Y yo agrego: la narración de cuentos es tan antigua como la humanidad… y sigue siendo una "necesidad humana": necesidad del otro... que esté cerca, que nos mire, que nos escuche, que nos sienta, que nos cuente.

Gracias por leer.